jueves, 25 de octubre de 2018

Música en pasado subjetivo. Años 80. Capítulo II

Después de escribir el 1er capítulo iba rememorar directamente el comienzo de los 90 pero encontré bastante carencia de música en los primeros 10 años de mi vida. y haciendo memoria, y hablando con madre, decidí no marcharme todavía de esta década.
Estas compilaciones tienen mucho de subjetivo, nostálgico y naíf, por infantil, ingenuo y carente de contexto socio-económico, pero en fin, tenía menos de 10 años, sólo pensaba en como conseguir pegatinas, cómics, subirme a árboles, dibujar y tirarme por barrancos. Más tarde me aliste como militante en todos los grupos de extrema-izquierda que existieran en el estado, lo cual se verá reflejado en la música que escuchaba.

Algo que no incluí y que recuerdo haber disfrutado en casa y bares, cuando me sacaban de paseo los adultos, son los hermanos Amador, Rafael y Raimundo, quienes formaron Pata Negra
De su primer album a la película de Bajarse al moro pasa casi toda la década, y estuvo presente dentro y fuera de casa siempre, ya sea en modo casete o alguien tocando el piano y/o la guitarra versionando alguna canción, son todas buenas.



Pata Negra es una de las ramas del que considero uno de los mejores proyectos de la historia de la música, creado pocos años atrás con Camarón, Kiko Veneno, Jorge Pardo, etc. La leyenda del tiempo. Cualquier cosa que escriba se quedará corta, si mencionar que era la primera vez que incluían batería e instrumentos no al uso dentro de flamenco normativo y algunos conservadores del momento devolvieron el vinilo decepcionados.



Kiko Veneno es el artífice de las mejores canciones de toda mi vida, y si tuviera que seleccionar una de su trabajo en solitario de esta época sería  "Yo lucho" y después siempre me ducho... fascinante rima. 



En Iberia existe un factor acusado de nepotismo, en ocasiones de forma positiva.
Kiko es colega de Raimundo Amador y formaron la banda Veneno, con un sólo album en la práctica.



Si bien toda esta música formaba parte de mi vida, no le presté atención real hasta que cumplí los 20 años. Sin embargo, existe una banda que disfrutábamos igual niñas y adultos, los Toreros Muertos
Pablo Carbonell escribe letras muy divertidas que eran la delicia para un niño escatológico como yo.



En los 80 existió un programa infantil en la televisión pública, la Bola de Cristal, el cual, actualmente sería imposible de realizar salvo por un grupo de okupas a base de crowdfunding.
Participaron todas las grandes artistas de la movida: Kiko Veneno, Santiago Auserón, Pedro Reyes, Pablo Carbonell, etc. Pero la cabeza visible que guardo en memoria era sin duda Alaska.




Para terminar este segundo capítulo por lo alto, comparto algo que recuerdo que contaban como anécdota recurrente en mi infancia, la vez que fui gateando, lo cual significa que todavía no sabía andar, por el escenario en el espectáculo del maravilloso Paco Clavel en Madrid.

miércoles, 24 de octubre de 2018

Música en pasado subjetivo. Años 80. Capítulo I

Escuchando el otro día Carne Cruda, un programa donde entrevistaban al cantante de Ilegales, pensé en hacer lo mismo. 
Me resulta interesante como se llega a determinar la personalidad y conciencia de cada persona a través de la cultura que recibimos. Como nos formamos vaya...

Así que decidí realizar varios bloques. El primero sería lo que escuché desde mi nacimiento en 1980 hasta que adquirí consciencia comenzando a seleccionar, la adolescencia, de donde partirá la siguiente publicación, y si me veo motivado continuaré hasta la actualidad.

Lo primero que recuerdo de infancia fue terrible en su momento, tan sólo tenían casetes y se escuchaban vuelta y vuelta sucesivamente. Recién habíamos llegado a al pequeño pueblo murciano de Alguazas sobre el 85 y en casa estaba de moda en bucle Radio Futura, acababa de sacar un disco, y yo vivía con gente que venía de la movida madrileña que vendían en el rastro. Recuerdo odiar con todas mis fuerzas por la escucha repetitiva, obligada e insistente. Años después conseguí retomar con placer Radio Futura a través del proyecto en solitario de Santiago Auserón, Juan Perro. Imagino sería el segundo album de estudio, La ley del desierto / la ley del mar .



Si el primer recuerdo esta muy claro el resto es más bien difuso, me cuesta bastante este tipo de arqueología musical, como cuando miras los ingredientes y lees que puede contener trazas de... 
En mi caso serían, trazas de salsa, jazz y ópera. Esto último, no tengo idea por qué, nunca le agarré interés, y llego a irritarme un poco. Crecí en un contexto de gente tan culta como fiestera supongo. La flauta mágica de Mozart estaba siempre presente.



SI bien la familia me ponía música, la cultura pop del momento: McGiver y el Equipo A me encantaban, y no teníamos televisión, no tengo idea cómo pasó, iría a casa del vecino.
Los videoclips locos con hombreras, purpurina y cardados eran lo más. 
Genesis, Peter Gabriel y Michael Jackson son de los que mejor recuerdo tengo.


La música acompañada con unos minutos de imágenes estaba bien pero las películas eran un nivel superior, y si la mala, la villana, era la misma interprete también de la banda sonora, entonces es perfecto. Tina Turner y David Bowie encarnaron unos personajes geniales en Mad Max III y El Laberinto respectivamente de los que guardo muy buen recuerdo.



Algo que recuerdo bien de mi relación con la música es el baile, algo que mantengo actualmente, bailar de forma desenfrenada, ridícula, para llamar la atención, evadirme o desahogarme. Era verano y fuimos de vacaciones un mes a un camping cerca de playas nudistas de Zambujeira en Portugal. Los adultos se quedaban hasta tarde y hacían la vista gorda con los niños. Kaoma había sacado su gran éxito, la Lambada. Bailé con 9 años hasta las tantas con una mujer con mucha paciencia.



Hay mucho más pero me parece demasiado, así que lo guardo para otro momento.
Saludos y achuchones a todas.

lunes, 25 de junio de 2018

"this is America" Versiones de Childish Gambino covers

Childish Gambino hizo un vídeo que denuncia desde la apropiación cultural, la discriminación y reclama de forma irónica los derechos civiles en Estados Unidos de América. Si bien muchos de los vídeos son sólo parodias, también abarcan parte de esta denuncia a su propio contexto cultural y socio-político. Mis favoritos: Nigeria y España